Una introducción de Eduardo Roncal

Imágenes de Fixionaria Historias Ilustradas


Era tal vez noviembre del 2012 cuando las conocí. Café Los Naranjos, Pergamino, media tarde, allí me esperaban en una mesa Ana Fernández y Georgina Giannon para contarme de un proyecto de ilustración que venían desarrollando, y al cual me querían invitar a participar tras haber visto un mural que había pintado en un restobar local. Lo que ellas no sabían es que yo ya conocía el proyecto y que me sorprendió que una publicación como la que realizaban haya nacido en un lugar donde son pocas las oportunidades para que algo así viera la luz.

Pergamino, ubicada dentro de ese gran cinturón que es la Provincia de Buenos Aires en Argentina, es una ciudad de la que nunca había escuchado hasta que llegué a ella y, justamente, es en este lugar donde nace Fixionaria de la mano de Ana y Georgina, ambas diseñadoras gráficas egresadas de la UNNOBA, con muchísimo interés en congregar ilustradores de distintas partes del mundo para contar una historia y demostrar que a la distancia se pueden hacer pequeñas grandes cosas.

La dinámica es simple: un cuento clásico dividido estrategicamente en capítulos que son entregados a una selección de ilustradores para ser ilustrados (valga la redundancia), cada uno desde un rincón diferente del globo, luego atraviesan un mágico y excelente proceso de producción y llega hasta las manos de sus fieles seguidores.

Fixionaria ha trascendido las barreras de su tierra natal no solo a través de los ilustradores que le dan forma, comandados por las “fixios” -como son conocidas también Ana y Georgina-, sino también por sus clientes que la solicitan en librerías de distintos países. Esta cálida publicación ya suma su décima edición con “Hansel y Gretel” y aún recuerdo cuando fui parte de la número cuatro con el “Flautista de Hamelin”. En fin, podría seguir contando de las muchas conversaciones que tuve con estas dos genias, pero mejor sírvanse pasar a conocer su fantástico universo aquí, además de buscarlas en facebook y behance.



 

Los 7 chacras de Ana y Giorgina

1. Un buen disco para trabajar.

G: “Homogenic” de Björk.

A: “The Flying Club Cup” de Beirut.

2. Lo más interesante que leíste últimamente.

G: “Hojas de hierba” de Walt Whitman.

A: “Da el primer paso con fe. No tienes por que ver toda la escalera. Basta con que subas el primer peldaño”. Martin Luther King.

3. Lo más insólito que has vivido o escuchado.

 G: Encontrarme con una diseñadora destacada, de mi localidad, y confundirla por una de sus empleadas.

A: No hace mucho en una feria, una chica muy simpática en medio de una charla levantó su axila y me mostró sus bellos crecidos, ella sonreía como queriéndome decir algo, aún no descifré bien qué me quiso decir, yo me reí con ella, fue un momento muy divertido, ya que además, sin prejuicio alguno (ese que abunda tanto hoy en día) y sin conocernos, compartimos mates y charlamos de cosas profundas, ¡¡¡insólito!!! Después de ese día no la volví a ver, creo que se llamaba Sara 🙂

4. Tres películas que te influenciaron.

G: “Al diablo con el diablo”, “Hannibal”, “I am Sam”.

A: “Grandes esperanzas”, “I am Sam”, “Into the wild”.

5. En qué momento de la historia te hubiese gustado vivir.

G: Entre los años 400 – 600 d.c. Es cuando los manuscritos iluminados se elaboraban en Irlanda, Italia, España junto a otros países de Europa.

A: Década del 60-70, escuchando Janis Joplin y The Beatles recorriendo el mundo en una Van tuneada de colores, rodeada de naturaleza, música y amigos.

6. Cinco objetos que no pueden faltar en tu casa o taller.

 G: Una taza de café, libros de diseño junto cada publicación de Fixionaria, dvds y cds de música, un cuadro realizado por mí que lo llevo a donde voy pero aún no lo cuelgo, mi tablero de ajedrez.

A: Cámara fotográfica, caleidoscopio, equipo de mate, cuadernos y lápices, computadora.

7. Qué te gustaría hacer antes de morir que aún no hayas hecho:

G: Viajar a otros países para interiorizarme en el idioma junto a sus costumbres, tradiciones (socio-cultural).

A: Viajar y conocer muchos lugares del mundo, conocer otras culturas, nutrirme de ellas y seguir aprendiendo.