Redacción

Hungry Black Hole

Last 26th April a neutron star was "eaten up" by a black hole.  But who cares? Well, we do a little bit and that is why we asked Jennifer Smith to write a poem ... Read More...

Puro cuento

Pezones envenenados Por Mario Flecha Todo es veneno, nada es sin veneno. Solo la dosis hace el veneno. Theophrastus Bombastus von Hohenheim Usted sabe... Read More...
HAY industrialización de una fiesta

Hay on Wye Festival

Perro Negro en Hay on Wye Festival Asistimos por primera vez a esa gran fiesta de la literatura e ideas que dice ser el Hay Festival que hoy en día es una fran... Read More...

Después de un largo tiempo agazapado en su madriguera, esta revista cultural se atreve a ladrar de nuevo. Y lo hace con una edición especial, en la que damos protagonismo a esa palabra llena de fascinación y misterio: el futuro. Teníamos hambre, después de tantos meses sin llevarnos nada a la boca, así que hemos sido voraces. Hemos dejado al futuro en los huesos y ahora exhibimos sus restos en forma de artículos que surgen de diversos procesos de digestión: literatura, música, cine, filosofía, política, arqueología…

La Biblioteca del Futuro: escribiendo para lectores que aún no han nacido.

En 2014, en el bosque de Nordmarka, a las afuera de Oslo, la artista escocesa Katie Paterson sembró 1000 árboles de pícea noruega, también conocido como abeto rojo, que crecerían durante los próximos 100 años. Cada año, un autor/a será invitado a contribuir con un nuevo manuscrito el cual permanecerá guardado en una bóveda para mantenerlo secreto hasta el año 2114, cuando los árboles serán cortados y su madera será convertida en papel para publicar los 100 libros recopilados.

Roberto Bolaño. El fantasma de la ciencia ficción

Un fantasma recorre la literatura, el fantasma de Roberto Bolaño. Ese fantasma se ha materializado en una infinita cantidad de personajes que han impregnado la imaginación de los lectores. Solo pensemos en los detectives salvajes de Ulises Lima y Arturo Belano; en el infame poeta Carlos Wieder; en la joven Bianca y el ciego fisicoculturista Maciste; en la poeta perdida Césarea Tinajero; en el joven aprendiz de poeta Juan García Madero; en el sacerdote de derechas Sebastián Urrutia Lacroix; en “la madre de todos los mexicanos” Auxilio Lacouture; o en el alemán Benno von Archimboldi, entre otros.

Una interrogación nómada: el camino de Migrante, de Giovanni Collazos Carrasco

La radicalidad del gesto poético es doble: no sólo problematiza la percepción dominante de los procesos migratorios (básicamente, como un problema que debe ser gestionado en términos securitarios), sino que también desplaza la propia lengua, poniéndola bajo interrogación, llevándola al desierto.

EL MAÑANA FUE AYER

¿Cómo imaginas el futuro? ¿Con carros voladores? ¿Ciudades en la luna? ¿Con pan y justicia para todos? ¿O simplemente con zapatillas Nike que se amarran solas? Pues bien, no importa cómo te lo imagines, tú y yo ya estamos habitando el futuro que otros antes que nosotros imaginaron. Ahora le pregunta sería otra: ¿Qué tan satisfactorios somos como la generación futura que imaginaron esas gentes del pasado? ¿Somos promesas cumplidas o profecías echadas a perder? Para ver el futuro hay que darse cuenta primero de algo llamado el pasado.